La polémica sobre el hilo dental, ¿es beneficioso?

El debate comenzó en la primera semana del mes de agosto con la publicación del artículo de la Agencia AssociatedPress en la que explicaba la falta de pruebas sobre los beneficios del uso del hilo dental

AssociatedPress, pidió el pasado año a los departamentos de Health and HumanServices and Agriculture evidencias y pruebas sobre dichos beneficios.

Cuando el Gobierno Federal emitió la DietaryGuidelines de este año (guía de recomendaciones sobre la salud), la recomendación de uso de hilo dental había sido retirada sin previo aviso. En una carta a AP, el Gobierno reconoció que la eficacia de la limpieza con hilo dental nunca había sido investigada según era requerido.

Aunque dos importantes grupos científicos estadounidenses (American Dental Association y la American Academy of Periodontology) presentaron pruebas de que el uso del hilo dental evita la acumulación de placa dental y con ello previene la gingivitis y la caries, en la mayoría de los casos las muestras tomadas para los estudios fueron pequeñas y por un corto periodo de tiempo. Por tanto, insuficiente para ser considerados base científica.

Entonces, ¿es beneficioso el uso de hilo dental?

En realidad, estas recomendaciones elaboradas por el Gobierno Federal de Estados Unidos necesitan un proceso para ser emitidas. Entre estos requisitos se encuentran los estudios de base científica, que en este caso son insuficientes para estar presentes en dichas recomendaciones.

Esto no significa que exista una evidencia de que los restos de comida (si las encías están sanas y existe un correcto punto de contacto entre los dientes, la comida no se mete entre los dientes; puede quedar placa bacteriana) entre los dientes son perjudiciales, y por tanto retirarlos es beneficioso. Desde luego, el hilo dental cumple esta función, aunque no es el único método.

En Reino Unido, por ejemplo, el Servicio Nacional de Salud señala que el uso del hilo dental como apoyo del cepillado “ayuda a prevenir problemas en las encías al permitir retirar restos de comida y placa bacteriana“. Aunque también advierte que puede causar daños a las encías si no se usa correctamente.

Por otro lado, la Asociación de Dentistas del Reino Unido recomienda como primera opción el uso de cepillos interdentales, que son suficientemente pequeños como para limpiar los espacios entre los dientes.

Los pequeños cepillos interdentales son preferibles, siempre que haya espacio suficiente entre los dientes. El uso del hilo dental es de poco valor a menos que los dientes estén tan juntos que el uso de esos cepillos no sea posible o cause dolor.

 

El mejor cuidado

Independientemente de la polémica o las decisiones gubernamentales, estudios u opiniones, cabe destacar una serie de recomendaciones:

En primer lugar, la higiene interdental es necesaria como complemento al cepillado habitual. El hilo dental empleado de forma incorrecta, es decir, en forma de serrucho, puede causar daño en las encías y exponer a infecciones en personas con el sistema inmunológico debilitado. Lo más recomendable es emplear los cepillos interdentales, siempre que exista espacio para ellos, y en caso contrario usar el hilo dental en movimientos de arriba hacia abajo y viceversa y hacia un diente y el contiguo. Conviene diferenciar la higiege de la encia y la del diente; los cepillos interdentales, eliminan mejor la placa de la encia que la seda, siempre que sean bien usados.

En segundo lugar, la mejor manera de prevenir caries y problemas bucodentales es acudir a las revisiones periódicas marcadas por su dentista. Él le recomendará en su caso cual es la mejor manera de conservar y cuidar sus dientes.